Dr. González García

Expertos/as

Introducción

El mayor de los retos al que tiene que enfrentarse un paciente que recibe un injerto renal está determinado por el inicio en el funcionamiento del injerto en el nuevo receptor, y el mantenimiento de una función renal adecuada (preferiblemente durante años y deseablemente durante décadas) que permita vivir al paciente sin la dependencia del hospital inherente al status de insuficiencia renal terminal. 

Sin embargo, aún existen preguntas que han de responderse en este contexto. En resumidas palabras, ¿cuál es el efecto beneficioso de un injerto renal sobre la vida del paciente si éste fallece de complicaciones cardiovasculares o por cáncer pocos años después de haberlo recibido? 

La palabra mágica es “resultados”. Por este motivo, necesitamos esforzarnos por mejorar la supervivencia, tanto del paciente como del injerto renal después del trasplante.


¿Quieres impulsar tu carrera profesional con un recomendación online, flexible y acreditado con créditos europeos ECTS?

Regístrate al Estrategias para mejorar los resultados del paciente sometido a trasplante renal y dale un impulso a tu carrera médica.